ASOCIACION DE EXALUMOS DEL LICEO GUATEMALA

BIENVENIDOS A NUESTRO FORO DE OPINIÓN. Puedes buscarnos en facebook www.liceista.org
 
ÍndiceÍndice  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 Proyecto Educativo Marista.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 23/07/2008
Localización : Guatemala

MensajeTema: Proyecto Educativo Marista.   Jue Jul 24, 2008 8:45 am

Concepto de ambiente educativo cristiano

. . . Por tanto, personas, espacios, tiempo, relaciones, enseñanza, estudio y actividades diversas son elementos que hay que considerar en una visión orgánica del ambiente educativo. (24)

Características del proyecto educativo

Se trata de un proyecto global “caracterizado”, en cuanto dirigido a la consecución de unos objetivos peculiares, que se debe realizar con la colaboración de todos sus miembros. En concreto, el proyecto se configura como un cuadro de referencias que:
* define la identidad de la escuela, explicitando los valores evangélicos en que se inspira;
* precisa los objetivos en el plano educativo, cultural y didáctico;
* presenta los contenidos-valores que hay que transmitir;
* establece la organización y el funcionamiento;
* prevé algunas partes fijas, preestablecidas por los profesionales (gestores y docentes); qué se debe gestionar conjuntamente con los padres estudiantes y qué espacios se dejan a su libre iniciativa;
* indica los instrumentos de control y evaluación (100)

Se prestará especial consideración a la exposición de algunos criterios generales, que deberán inspirar y hacer homogéneo todo el proyecto, armonizándose en él las opciones culturales, didácticas, sociales, civiles y políticas:
a) Fidelidad al Evangelio anunciado por la Iglesia.
b) Rigor cuidadoso en el estudio de la cultura y en el desarrollo de un pensamiento crítico.
c) Adaptación del proceso educativo de manera que respete las circunstancias particulares de los estudiantes y de sus familias.
d) Corresponsabilidad eclesial. . .(101)

El proyecto educativo, pues, se distingue netamente del reglamento interno, de la programación didáctica y de una genérica presentación de intenciones.
Al final del período, educadores, alumnos y familias comprobarán si se han cumplido las previsiones. En caso contrario, se buscarán las causas y los remedios. (102)
Dimensión Religiosa de la Educación en la Escuela Católica, 24, 100 – 102

6.6. El aprendizaje.
Al enseñar, el fin principal de la lección no es tanto llenar las mentes de los niños con conocimientos útiles sino comunicarles las herramientas para adquirirlos. Al hacer esto habràn desarrollado, dirigido y cultivado sus facultades intelectuales, a fin de que estén en una situación en la que puedan valerse de ellas para cualquier necesidad durante el resto de sus vidas. Pero de todas las facultades aquella a la que deben adherirse más y cultivarla mejor es el juicio. Este es esencialmente uno de los grandes objetivos de la enseñanza y de la educación.
Guía (1853), p. 113

6.7 Animar el esfuerzo de los estudiantes.
Para que una clase progrese y sea sólida la enseñanza que en ella se imparte, el maestro necesita a toda costa la colaboración de los alumnos: lo que hace por sí mismo, con su abnegación y sus lecciones, es muy poco; lo que realicen los alumnos por el estudio, la aplicación y el trabajo personal, lo es todo. La clave consiste, pues, en lograr la participación voluntaria de los alumnos. Para lograrlo, el Padre Champagnat consideraba la emulación como medio seguro y eficaz; y quería que los Hermanos hicieran todo lo posible para lograrla y mantenerla.
Vida, XXII, pp. 532-533

6.8 Buenos efectos de las recompensas.
Los premios cualesquiera que sean sus modalidades producen buenos resultados, ganan los corazones de los alumnos, les fijan el afecto hacia su escuela, hacen el trabajo fácil y placentero y los capacitan para perseverar en sus tareas. Puesto que juzgan las cosas por sus ventajas inmediatas estos premios aunque tienen algo de ligero dejan una profunda y duradera impresión en sus corazones y les posibilitan el llevar adelante sus deberes de manera animosa y alegre. El estudio no siempre será de su gusto, porque no siempre serán capaces de valorar sus efectos en el largo plazo. Sin embargo, al ofrecer premios ustedes habràn logrado cambiar su visión y lo que aparecía aburrido se volverá alegre y placentero.
Guía (1853), p. 237-238

6.9 La dimensión religiosa de la cultura escolar.
El crecimiento del cristiano sigue armónicamente el ritmo del desarrollo escolar. Con el paso de los años, se impone en la escuela católica, con exigencia creciente, la cultura humana sigue siendo cultura humana, expuesta con objetividad científica. Pero el profesor y el alumno creyentes exponen y reciben críticamente la cultura sin separarla de la fe. Si se diera esta separación sería un empobrecimiento espiritual.
La coordinación entre el universo cultural humano y el universo religioso se produce en el intelecto y en la conciencia del mismo hombre-creyente. Los dos universos no son líneas paralelas entre las que no es posible la comunicación. Cuando se buscan los puntos de contacto, que hay que individuar en la persona humana, protagonista de la cultura y sujeto de la religión, se encuentran. Hallarlos no es competencia exclusiva de la enseñanza religiosa. A ello dedica un tiempo limitado. Las otras enseñanzas disponen de muchas horas al día para ello.
Todos los profesores tienen el deber de actuar de mutuo acuerdo. Cada uno desarrollará su programa con competencia científica, mas, en el momento adecuado, ayudará a los alumnos a mirar más allá del horizonte limitado de las realidades humanas. En la escuela católica y, análogamente, en toda otra escuela Dios no puede ser el Gran Ausente o un intruso mal recibido. El Creador del universo no obstaculiza el trabajo de quien quiere conocer dicho universo, que la fe llena de significados nuevos. (51)

“Desafíos” a la fe.

La escuela católica media o secundaria prestará atención especial a los desafíos que la cultura lanza a la fe. Se ayudará a los estudiantes a conseguir la síntesis de fe y cultura, necesaria para la madurez del creyente y a identificar y refutar críticamente las deformaciones culturales, que atentan contra la persona y, por tanto, son contrarias al Evangelio. . . (52)

Fe que ilumina la cultura

En este campo es indispensable tener presente que la fe, que no se identifica con ninguna cultura y es independiente de todas ellas, está llamada a inspirar a todas: “Una fe que no se hace cultura es una fe que no ha sido recibida plenamente, ni pensada enteramente, ni vivida fielmente”. (53)

Naturaleza y dimensión religiosa

Los programas y las reformas escolares de muchos países reservan cada vez más espacio a las enseñanzas científica y tecnológica. A estas enseñanzas no les puede faltar la dimensión religiosa. Se ayudará a los alumnos a comprender que el mundo de las ciencias de la naturaleza y sus respectivas tecnologías pertenecen al mundo creado por Dios. Tal comprensión acrecienta el gusto por la investigación. (54)

Estudio del hombre

La escuela católica debe esforzarse por superar la fragmentación e insuficiencia de los programas. A los profesores de etnología, biología, sicología y filosofía se les presenta la ocasión de exponer una visión unitaria del hombre, necesitado de redención, e introducir en ellas la dimensión religiosa. (55)
Dimensión Religiosa de la Educación en la Escuela Católica, 51 - 55

6.10 Los Medios de Comunicación.
Actualmente el camino privilegiado para la creación y para la transmisión de la cultura son los instrumentos de comunicación social. También el mundo de los mass media, como consecuencia del acelerado desarrollo innovador y del influjo, a la vez planetario y capilar, sobre la formación de la mentalidad y de las costumbres, representa una nueva frontera de la misión de la Iglesia.
En el uso y recepción de los instrumentos de comunicación urge tanto una labor educativa del sentido crítico animado por la pasión por la verdad, como una labor de defensa de la libertad, del respeto a la dignidad personal, de la elevación de la auténtica cultura de los pueblos, mediante el rechazo firme y valiente de toda forma de monopolización y manipulación..
Christifideles Laici, 44

6.ll. Abierto a otras confesiones cristianas.
Los hijos de los protestantes o de otras sectas serán admitidos en la escuela, pero con la condición expresa de que se sujeten al reglamento común de la clase y que no haya entre ellos y los católicos ninguna diferencia para los ejercicios religiosos que se hacen al interior de la escuela. Asistirán al catecismo sin estar obligados a aprenderlo de memoria y a recitarlo a menos que ellos mismos lo quieran. En cuanto a la Misa no se les exigirá el que vayan si sus padres no lo quieren, y en este caso se les permitirá el ir a la escuela hasta regresar de la Misa, no se ocuparán de ellos mientras están en casa de sus padres, y tampoco se les obligará a confesarse si los padres se oponen.
Guía (1853), p. 2

Dada la situación que se ha creado en varias partes del mundo - la escuela católica recibe a un contingente escolar cada vez más numeroso de credos e ideologías diversos - se hace inaplazable la necesidad de aclarar la dialéctica que es preciso establecer entre el aspecto cultural propiamente dicho y el desarrollo de la dimensión religiosa. Esta dimensión religiosa es un aspecto imprescindible y sigue siendo la tarea específica de todos los cristianos que trabajan en las instituciones educativas.
Sin embargo en tales situaciones no siempre será fácil o posible llevar a cabo el proceso de evangelización. Se deberá, entonces, atender a la pre-evangelización, esto es, a la apertura al sentido religioso de la vida. Esto conlleva la individuación y profundización de elementos positivos sobre “el cómo” y el “qué” del proceso formativo específico.
La transmisión de la cultura debe estar atenta, ante todo, a la consecución de los fines propios y a potenciar los aspectos que forman al hombre y, en particular, a la dimensión religiosa y la aparición de la exigencia ética.
Dimensión Religiosa de la Educación en la Escuela Católica, 108

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://exliceogt.forosactivos.net
 
Proyecto Educativo Marista.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Ilusiona2, un proyecto de futuro
» Proyecto Actitud.
» Proyecto templo Tutmosis III
» Momias del almacén 4 :proyecto Monthemhat
» LOMCE: proyecto RD Currículo básico Primaria, ESO y Bachillerato

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
ASOCIACION DE EXALUMOS DEL LICEO GUATEMALA :: Filosofía Marista :: Misión Educativa Marista-
Cambiar a: