ASOCIACION DE EXALUMOS DEL LICEO GUATEMALA

BIENVENIDOS A NUESTRO FORO DE OPINIÓN. Puedes buscarnos en facebook www.liceista.org
 
ÍndiceÍndice  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 Los jóvenes a quienes Marcelino deseaba especialmente servir

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 23/07/2008
Localización : Guatemala

MensajeTema: Los jóvenes a quienes Marcelino deseaba especialmente servir   Jue Jul 24, 2008 8:30 am

Los jóvenes a quienes Marcelino deseaba especialmente servir
Y ya que queréis entregaros a la educación cristiana de los niños - que es la finalidad de vuestra vocación - cosa que yo apruebo encantado, quisiera que dedicarais los primeros esfuerzos de vuestro celo a los niños más ignorantes y abandonados. De modo que os propongo que vayáis a dar clase a las aldeas de la parroquia.
Vida, VII, p. 74

La instrucción de los niños en general y en particular de los pobres huérfanos es el objeto de nuestra Institución. Tan pronto como hayamos terminado la casa del Hermitage y cuando nuestros medios nos permitan utilizar una buena toma de agua para hacer frente a los gastos de la construcción, recibiremos a los niños de los asilos de caridad; les daremos una profesión por medio de una educación cristiana. Aquellos de entre ellos que tengan disposición para la virtud y para la ciencia serán empleados en la casa.
Prospecto de 1824

El objeto de la Congregación es además, dirigir Orfanatos o asilos para los jóvenes que han salido de la mala vida o expuestos a perder las costumbres.
Estatutos 1828

Los Hermanos de María que tienen por objetivo principal la instrucción de los pobres enseñarán la lectura, la escritura, el cálculo, los principios de Gramática y sobre todo la práctica de la religión. Sus escuelas serán gratuitas y se pondrán de acuerdo con los ayuntamientos sobre los medios de procurarles una existencia digna y poco costosa.
Artículo primero, Estatutos 1830


3.2 A ejemplo del Fundador
Nuestro Fundador, que tanto amó a los pobres ha querido enviarnos preferentemente a ellos, aunque sin excluír a nadie. La vida austera de sus primeros discípulos les permitía sentirse como uno más entre aquellos a quienes se dedicaban.
Constituciones, 33

Por fidelidad a Cristo y al Fundador, amamos a los pobres: son bendecidos del Señor, atraen sobre nosotros sus bondades y nos evangelizan.
Guiados por la Iglesia y según nuestra vocación propia, nos hacemos solidarios de los pobres y de sus causas justas. Les damos preferencia allí donde nos encontremos, cualquiera que sea nuestro empleo. Apreciamos los lugares y casas que nos permiten compartir su condición y aprovechamos las ocasiones que nos ponen en contacto con la realidad de su vida cotidiana.
La preocupación por los pobres nos impulsa a descubrir las causas de su miseria y a liberarnos de todo prejuicio o indiferencia respecto de ellos. Por lo mismo, nos sentimos más responsables de los bienes que están a nuestro uso y que debemos compartir con los más necesitados. Evitamos ofenderlos con un nivel de vida más holgado de lo necesario.
Nuestra misión de educadores de la juventud nos compromete a trabajar por la promoción de la justicia.
Constituciones, 34

La experiencia enseña que la vitalidad de una familia religiosa guarda estrecha relación con su vivencia de la pobreza evangélica. . . Manifestamos preferencia por los pobres y compartimos con ellos nuestra vida y nuestro trabajo.
Constituciones, 167

3.3 Gritos de los jóvenes
Para nosotros, estos clamores se han convertido en "signos de los tiempos":
 El clamor dolorido de tantos pobres y marginados que, en todo el mundo, son dejados de lado.
 El clamor angustiado de los jóvenes sin empleo, cuyas cualidades son menospreciados.
 El clamor silencioso de cuantos son despreciados, de los que viven en la soledad, de los sin voz y sin libertad.
 El clamor desesperado de tantos jóvenes que buscan un sentido a sus vidas en paraísos artificiales.

La injusticia de estructuras capaces de engendrar tanto sufrimiento clama al cielo.

 El clamor de los niños de la calle, abandonados, condenados a una vida inhumana.
 El clamor de los niños, víctimas injustas del hambre y de la guerra.
 El clamor de los niños desalentados por el fracaso escolar.
 El clamor de los hijos del divorcio, de las familias destrozadas.
 El clamor de los niños cuyos cuerpos se venden y se compran.

Detrás de cada uno de esos doloridos, se esconde el rostro de Jesús.
Detrás de estos gritos, resuena el grito de Jesús en la Cruz .

Pero escuchamos también los gritos de esperanza:
 de los que luchan por los derechos humanos
 de los que construyen la paz
 de los que se esfuerzan por eliminar la miseria
 de los que propugnan una sociedad más justa
 de los que trabajan en el mundo de la educación
 de los que defienden el respeto a la vida
 de los que promueven la salvaguarda de la Creación
 de los que anuncian la Buena Noticia.

En estos gritos de esperanza brota la semilla del Reino y se manifiesta la presencia del Espíritu.
19 Capítulo General, Mensaje 5,6,7,

Signos de esperanza.

 La sed y la búsqueda de Dios y del sentido de la vida entre los jóvenes, aunque sea a veces en medio de manifestaciones equívocas.
 * El deseo de los pobres y de los marginados de llegar a ser protagonistas de su liberación y de su desarrollo, particularmente frente a las estructuras opresivas.
 Los ciudadanos que presionan para instaurar estructuras democráticas en sus países; para conseguir un respeto mayor de los derechos humanos y de la libertad.
 Una mayor sensiblidad por los valores de la cultura.
 Asociaciones no gubernamentales y organizaciones populares se constituyen en ayuda efectiva para los pueblos que sufren catástrofes, guerras, hambres y otras muchas necesidades.
 Los jóvenes que trabajan para establecer la justicia y se comprometen en llegar a ser promotores de transformación social.

Después del Concilio Vaticano II, la Iglesia ha modificado su imagen y se ha hecho más consciente de su misión. Entre otros, destacamos tres aspectos más significativos:
 La conciencia de ser Pueblo de Dios.
 La opción preferencial por los pobres.
 La visión de un mundo donde el Espíritu actúa.
Concretamente y a despecho de múltiples tensiones, se están generando modificiaciones en el funcionamiento y en el acercamiento a su misión:
 Diálogo con otras religiones.
 Respeto a otras culturas.
 Papel y participación de los seglares, hombres y mujeres.
 Reconocimiento de la subsidiaridad y del pluralismo.
 Acentuación de la dimensión comunitaria.
19 Capítulo General, Nuestra Misión 8,9,10.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://exliceogt.forosactivos.net
 
Los jóvenes a quienes Marcelino deseaba especialmente servir
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» ¿QUIENES SOMOS LOS EVANGÉLICOS?
» ¿Qué significa: a quienes remitiereis los pecados le serán remitidos?
» La gran multitud de apocalipsis 7,9-17 ¿ quienes son ?
» Estamos perdidos, los jóvenes ya no respetan nada
» ¿Quienes son los 4 herreros?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
ASOCIACION DE EXALUMOS DEL LICEO GUATEMALA :: Filosofía Marista :: San Marcelino Champagnat-
Cambiar a: